Buscando en el Sendero

Búsqueda personalizada

9 de septiembre de 2010

La Verdad Sobre La Captura de "La Barbie"



Policías que patrullaban para realizar “tareas de prevención del delito” en una carretera del estado de México, fueron rebasados “sin precaución” por tres vehículos que viajaban a alta velocidad. Los siguieron, les ordenaron por el altavoz de las patrullas detenerse, se detuvieron. El primero en bajar fue un hombre de tez blanca.

Los agentes no lo sabían, pero habían detenido a Édgar Valdez Villarreal, “La Barbie”.

Más tarde, sin precisar cuándo, la Policía Federal le pidió que dijera sus datos generales, y les respondió que él era Édgar Valdez Villarreal, que le decían “La Barbie”, “El Güero” o “El Tigrillo”, y en ese momento les confesó que era narcotraficante. Les narró parte de su historia delictiva; que traficaba entre una y dos toneladas de cocaína por mes, que la traía de Colombia, y explicó cuáles eran sus rutas. Afirmó que él era responsable de levantones y ejecuciones de grupos rivales; detalló su relación con el extinto capo Arturo Beltrán Leyva, y reveló su participación en una cumbre de barones de la droga en 2007 en Cuernavaca.

La historia real de la captura de uno de los narcotraficantes, al que el gobierno ha identificado como uno de los más poderosos y sanguinarios, está contenida en el informe en el que la Policía Federal da parte de la detención de Édgar Valdez Villarreal a la Subprocuraduría de Investigación Especializada en Delincuencia Organizada (SIEDO).

El informe de la PF

Aproximadamente a las 18:30 horas del día 30 de agosto, oficiales pertenecientes a la Policía Federal realizaban “acciones de prevención del delito” y recorrían la zona. “Debido a las labores de inteligencia, se tenía conocimiento (de) que en el poblado de Salazar, perteneciente al municipio de Lerma, estado de México, se encontraban miembros de la delincuencia organizada”.

Cuando los agentes circulaban a las orillas del poblado de Salazar vieron que un convoy de tres automóviles; un Chevrolet Cruze, un Chevrolet Malibu y un Ford Focus; el cual los rebasó “a alta velocidad y sin precaución alguna”.

Los policías siguieron a los vehículos, les pidieron que se detuvieran y después de seguirlos a lo largo de cuatro kilómetros de la autopista, los alcanzaron. Los oficiales federales pidieron a los tripulantes del convoy, sin saber quiénes eran, que bajaran de los autos.

El parte de la Policía Federal también relata cómo fueron detenidos Juan Antonio López Reyes, Arturo Iván Arroyo Salas, Carmela Fernández Triana, Juan Antonio López Reyes, Arturo Iván Arroyo Salas, Marisela Reyes Lozada, Maritzel López Reyes y Valentino Landa Coronado, quines viajaban en los autos Malibu y Focus.

Se identificaron

Es importante destacar que las personas aseguradas al momento de tomarles sus datos generales manifestaron lo siguiente. Dice el parte de la PF:

“Édgar Valdez Villarreal (a) La Barbie, El Güero y/o El Tigrillo, de 37 años de edad, originario de Laredo, Texas, que inició su actividad delictiva a los 19 años de edad, cuando fue detenido por la DEA en San Luis, Misouri, como consecuencia de la aprehensión de algunos colaboradores en posesión de 80 libras de mariguana, señalándolo como el líder del grupo delictivo; en el año de 1998 conoció en el Distrito Federal a Arturo Beltrán Leyva (a) El Barbas, convirtiéndose después en jefe de sicarios, responsable de levantones y ejecuciones a integrantes de organizaciones rivales, así como de reclutar autoridades. En 2001 recibió la encomienda de los líderes del cártel del Sinaloa de pelear la plaza de Nuevo Laredo a la organización del cártel del Golfo [...] En el año de 2003 fue designado como el jefe de seguridad de Arturo Beltrán Leyva; en el año de 2004, por la confianza y la lealtad demostrada a Arturo Beltrán Leyva, éste le asignó el control de la plaza de Acapulco, Guerrero [...] A mediados de 2007 participó en una reunión en Cuernavaca, Morelos, entre los líderes de las organizaciones del cártel de Sinaloa, Ciudad Juárez, del Golfo y su brazo armado Los Zetas, para pactar el término de las agresiones y la distribución del territorio nacional entre estas organizaciones. Señala que ingresaba por lo menos un cargamento de cocaína mensualmente en cantidades de entre una y dos toneladas aproximadamente, la droga ingresaba a territorio nacional procedente de Colombia, seguía la ruta Panamá-Nicaragua, e ingresaba a México por Tapachula, Chiapas, de donde era transportada vía terrestre hasta Nuevo Laredo, Tamaulipas”.

La presentación “oficial”

El 31 de agosto, Facundo Rosas Rosas, comisionado general de la Policía Federal (PF), informó que Édgar Valdez, La Barbie, había sido capturado el día anterior en la comunidad de Salazar tras una operación de inteligencia de 14 meses.

“Esta detención es el resultado de los trabajos de inteligencia y acciones realizadas por la Policía Federal desde el año 2009, cuando se desarticuló una célula de sicarios encabezada por Carlos Villanueva de la Cerda, Comandante Ocho, al servicio de La Barbie, en Tultitlán, estado de México”, explicó en conferencia de prensa.

Aseguró entonces que la investigación involucró acciones simultáneas en los estados de México, Guerrero, Morelos y el Distrito Federal, y que en sus diversas etapas se mantuvo intercambio de información con diferentes agencias de Estados Unidos y de las secretarías de la Defensa Nacional y Marina, así como de la Procuraduría General de la República (PGR).

“En seguimiento a las labores de inteligencia se ubicó que Valdez Villarreal se encontraba refugiado en una casa de seguridad en el estado de México. En el lugar contaba con un grupo de apoyo para su seguridad.

“Por lo que tras la obtención de esta información, se procedió a instalar un cerco de seguridad en la zona. En ese punto fueron desplegadas células operativas y de inteligencia de la Policía Federal”. La Barbie, aseguró, fue detenido en una finca rústica del municipio de Lerma, estado de México, en la zona de La Marquesa.

Agregó, incluso, que la detención estaba relacionada con una balacera registrado el 30 de agosto pasado en la avenida Periférico, en la que falleció un hombre identificado como Aarón Ginés Becerril, al que el funcionario se refirió en la conferencia como uno de los principales colaboradores de La Barbie.

En entrevistas otorgadas ese día a diferentes medios de comunicación, el comisionado general de la Policía Federal dijo que los agentes federales “tuvieron que mimetizarse con el entorno” para poder capturar a La Barbie”.

Sus colaboradores “filtraron” que había agentes disfrazados de mendigos y de albañiles, reparando cercas de las casas en el fraccionamiento donde fue detenido Valdez.

Las contradicciones

En diversas entrevistas, Rosas fue cambiando la versión de la captura de La Barbie. El propio secretario de Seguridad Pública, Genaro García Luna, realizó declaraciones a los medios de comunicación que difieren con la versión contenida en el parte de la Policía Federal.

Aunque en la conferencia dijo que había sido detenido en la villa rústica, a la periodista Carmen Aristegui le declaró que la detención se dio en un lugar “próximo a la finca”, cuando estaba a punto de entrar en ella, justo cuando Villarreal y sus acompañantes estaban estacionándose.

El secretario Genaro García Luna dio una versión diferente de la detención. Él le aseguró al periodista Joaquín López Dóriga que el jefe de narcotraficantes fue detenido en el jardín de la finca cuando trataba de escapar.

Otro de los aspectos en los que las versiones no coinciden es el relacionado con la resistencia al arresto. Mientras la versión del parte de los policías federales deja claro que no hubo resistencia alguna de los detenidos, Facundo Rosas aseguró en una entrevista que sí la hubo.

Rosas dijo al comunicador Carlos Loret de Mola que La Barbie sí opuso resistencia, pero “la ventaja” de la autoridad le impidió escapar.

Antes, Rosas le dijo a Carmen Aristegui que La Barbie no opuso resistencia.

Ayer por la noche la SSP federal dijo que en el lugar donde fue detenido La Barbie se realizaba un trabajo orientado a blancos específicos y que los detalles sobre la detención son confidenciales.

Brinklo

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada